COACHING

EL COACHING CON RESPECTO A OTRAS ESPECIALIDADES:

El Coaching, siendo inspirado de la psicología positiva, está comprobado como la más poderosa metodología para entrenar a las personas en la identificación de creencias, valores y desarrollo del liderazgo. Mediante el proceso de Coaching, el cliente (coachee) profundiza su auto-conocimiento, aumenta su rendimiento y mejora su calidad de vida facilitando el logro de objetivos específicos.

El trabajo del coach no es aconsejar ni dirigir a su cliente (coachee) en la toma de decisiones, sino que lo considera según CTI – The Coaches Training Institute, como completo, creativo y lleno de todos los recursos para encontrar sus propias respuestas. Los procesos de Coaching Individual suelen ser de períodos de tiempo oscilantes entre 3 a 6 meses para empezar a ver resultados y pueden extenderse según las necesidades de cada cliente.

La principal diferencia entre el Coaching y el Mentoring, es que el mentor aconseja y transmite su experiencia en un tema específico para que el mentoreado (mentee) pueda mejorar su rendimiento y progresar más rápidamente en el alcance de sus objetivos.

En el caso de la Psicología, ésta busca respuestas a través del estudio de la conducta y los procesos mentales basándose en el método científico. Su mayor diferenciación con respecto al Coaching, es que en muchos casos se remite al pasado y a largos procesos de tratamiento para con sus pacientes.

Estas especialidades en ningún caso son excluyentes, sino más bien complementarias según las necesidades de cada individuo.